“¿Canto Eclesiástico Medieval? o ¿Canto Gregoriano?” (Parte I)

Syrigma

Por: Sor Beatriz Alceda Pérez, O.I.C.

 

“¿Canto Eclesiástico Medieval? o ¿Canto Gregoriano?”

 

AntifonarioUn tema que siempre he querido abordar es precisamente el “Canto Eclesiástico Medieval”, mejor conocido por todos nosotros como “Canto Gregoriano”.  De entre todos los repertorios  que se han desarrollado a lo largo de la historia me parece, a mi juicio, uno de los más bellos y expresivos que puede tener el arte.  En esta ocasión abordaremos muy superficialmente el Canto Eclesiástico Medieval sobre todo en cuanto su historia se refiere.  Más adelante, en otra ocasión, haremos un recorrido más minucioso por alguna de sus características y sus diferentes ritos. 

 

El Canto “Gregoriano” debe su nombre al pontífice San Gregorio que rigió la Iglesia Católica desde el 590 d.C., hasta el año 604.  Según algunos de sus biógrafos, San Gregorio fue el primero en mandar reunir las plegarias que se entonaban y cantaban y que hasta entonces se habían transmitido de forma oral o por algunos manuscritos.  Los cantos en realidad ya formaban parte de la tradición de la Iglesia pero había que recopilarlos y darles forma, sobre todo en el plano litúrgico.  El nombre de ‘Canto Gregoriano’ comenzó a usarse muy tarde, casi a finales del siglo VIII, en homenaje al pontífice.  Mucho tiempo se pensó (y se admitió de manera generalizada) que el Papa no sólo había recopilado, depurado y arreglado el repertorio Eclesiástico musical de su época sino que se pensaba que él mismo había sido el autor de la mayoría de las numerosas melodías.  Sin embargo se ha comprobado (y me remito a los estudios de Don Ismael Fernández de la Cuesta), que lo que podemos encontrar como la recopilación, y por cierto en varios volúmenes, del Canto Gregoriano no es obra de un solo hombre y ni siquiera de una sola generación o época.  El orden que nos presenta el “Liber Usualis”  (libro en que se encuentran recopiladas la mayoría de las melodías del canto llano) nos habla de los diversos períodos y épocas de las melodías y algunos estudiosos han logrado sacar a la luz los cambios y las transformaciones que han sufrido a lo largo de los siglos. 

 

Debido a que el cristianismo se propagó de manera desigual en Europa, Asia (específicamente en Medio Oriente) y África (sobre todo el norte del continente), las antiguas costumbres de la declamación melódica o la cantilación que tienen sus raíces en las sinagogas judías se tuvieron que enfrentar a culturas y ambientes muy dispares.  Es por eso que cada región desarrolló sus propias tradiciones musicales y que hoy conocemos como los diversos ritos: ambrosiano, mozárabe o visigótico, galicano, etcétera… Debido a esto, el papa San Gregorio, a principios del siglo VII se dio a la tarea de establecer cánones y promover una recopilación de lo que él juzgaba más apto para la liturgia… (Continuará…)

 

Artículo publicado en www.clasicamexico.com, el 23 de marzo de 2009

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s