“Las Vísperas” (Parte I)

Syrigma

Por: Sor Beatriz Alceda Pérez, O.I.C.


“Las Vísperas”

(Parte I) 

 

Muchos de nosotros hemos oído hablar sobre las Vísperas, ya sea por haber escuchado cantar alguna de sus partes o por haber tenido la oportunidad de apreciar todo su conjunto de salmos y oraciones.  Pero ¿qué son en realidad las “Vísperas”? En esta ocasión haremos un recorrido muy breve a lo largo de la historia de las Vísperas, su origen, su desarrollo y evolución, su estructura, hasta las reformas del Concilio Vaticano II y su actual situación.

 libro antiguo

Vamos a viajar en el tiempo hasta los siglos II y I a.C. y I d.C.  Encontramos aquí a las comunidades judías que a pesar de todos sus avatares permanecen fieles a sus tradiciones.  Los judíos daban mucha importancia a la oración, al rezo de los salmos, las bendiciones y aclamaciones.  Con el nacimiento del cristianismo en el siglo I d.C., de entre las comunidades judío-cristianas, se conservó durante mucho tiempo esas formas de oración tanto en sus contenidos como en sus momentos de la jornada pero con una nueva significación Cristológica.  Así, vemos a los apóstoles orando en la mañana (a la hora de tercia), al mediodía (hora de sexta) y a media tarde (nona), con salmos, himnos y cánticos inspirados, esto en medio de otros elementos de importancia como lo era la Eucaristía y en algunos casos el Bautismo.  Podemos afirmar que los primeros cristianos dieron un ejemplo y una lección a todas las generaciones posteriores, construyendo, a partir de su herencia judía, su propia oración cristiana.  Es muy importante que tomemos en cuenta que los que actores principales de estos momentos de oración fueron los propios cristianos, el pueblo bautizado que buscaban reunirse para la oración en común y para la fracción del pan.

 

Poco a poco se fue estructurando la liturgia y se fue enriqueciendo.  Para este proceso intervinieron, a lo largo de los siglos, diversas figuras como Tertuliano en el s. II y San Hipólito Romano en el s. III.  Las horas aproximadas de oración eran más o menos así:

  1. Oración de la mañana, al levantarse y podríamos llamarla hora prima, que serían las 6 de la mañana
  2. Oración de tercia, es decir, 9 de la mañana
  3. Oración de sexta, 12 del día
  4. Oración de nona, 3 de la tarde
  5. Oración de la tarde, antes de acostarse
  6. Oración de media noche
  7. Oración del canto del gallo.

 

Son siete momentos que desde entonces han marcado el ritmo de la jornada además que este número septenario de las horas se ha relacionado con el significado de plenitud que tiene el número 7 en la Biblia: orar 7 veces significa orar sin interrupción.   El proceso fue diferente en oriente que en occidente pero un aspecto que nos debe interesar es que los tiempos de oración siempre fueron concebidos como momentos en que el pueblo se reunía y participaba de la plegaria en común y no como algo reservado sólo al clero.  Además podemos ya desde este momento señalar los dos tiempos más fuertes de la jornada: la oración de la mañana, Laudes, que es donde se alaba a Dios por el nuevo día y se hace el ofrecimiento de las acciones a realizar, y la oración de la tarde, Vísperas que es el momento en que se agradece a Dios por la jornada que termina y se ofrecen los frutos de los trabajos realizados.  También hay momentos de súplica por las necesidades locales y universales.  Hacia el siglo IV encontramos (según un escrito de la peregrina Egeria) un “oficio catedral” ya establecido y que se celebraba diariamente en la basílica de la Resurrección en Jerusalén.  Al parecer este oficio tiene ya una estructura, a saber: un himno, tres salmos con sus antífonas y su oración sálmica, una plegaria universal, una incensación y, mientras los fieles se retiran, los monjes se quedan recitando una larga salmodia.  Pero hasta aquí nada había canónicamente aprobado ni establecido para la Iglesia universal… (Continuará…)

 

Artículo publicado en www.clasicamexico.com, el 7 de julio de 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s